+54 (0223)5-110595

Solicita una demo

El arte de curar

Dr. Pablo del Cid

Incursionar en el mundo de la tecnología es para un médico de mi generación todo un desafío. Después de 22 años de ejercer la medicina clínica me resulta imposible y hasta inconcebible despojarme de los mandatos básicos de mi formación.

Uno de ellos es que en el ejercicio de nuestra profesión es necesario no solo tener conocimientos sino además interpretar cómo, cuándo, dónde y a quién es necesario aplicarlos. Eso es lo que se llama ejercer la profesión con arte además de ciencia.

Pero la tecnología nos pone de cara al hecho que las probabilidades de error sean menores y va transformando la Medicina de una ciencia de probabilidades en una ciencia (cada vez más) exacta.

Hoy la posibilidad de aplicar algoritmos de inteligencia artificial lleva los márgenes de acierto cada vez más cercanos al 100 %, lo cual es fantástico desde el punto de vista de aliviar una dolencia de una persona que está sufriendo.

Pero me pregunto ¿es eso suficiente? Cuando evalúo los motivos de mis consultas me doy cuenta que gran parte de ellas tienen que ver con problemas relacionados al ámbito social y emocional de los pacientes.

No hay BOTS (aún) que puedan curar el alma de las personas. Hace muy poco presenté nuestra plataforma de atención a distancia en las Jornadas Binacionales del Observatorio de la Salud de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

En dicha presentación hice hincapié en la necesidad de incorporar la tecnología lo antes posible a la práctica médica en los diferentes niveles de atención, pero que al hacerlo no debemos colaborar inconscientemente en nuestro afán por mejorar, a la ya enorme deshumanización de la práctica médica.

La tecnología no debe ser un fin sino un medio para poder llegar a la gente y acercarle soluciones que puedan colaborar en la cura de la enfermedad. Cuando se la considera un fin, se pierde de vista el valor fundamental por el que todos los involucrados en la atención de la salud deberíamos bregar: el paciente.

Creo y trato de inculcar a mi equipo que innovar está bien, que buscar soluciones más eficaces y eficientes es bueno, siempre y cuando se tenga en cuenta que está en juego no solo una consulta de un paciente, sino una parte de su historia de vida.

Cuando pensamos en una persona enferma debemos pensar en una vida alterada y violentada por la presencia de una enfermedad, la cual irrumpe sin pedir permiso y cuando llega para quedarse transforma a quien la padece y su entorno para siempre.

El Colegio Americano de Médicos en su manifiesto sobre la aplicación de la Telemedicina manifiesta explícitamente su apoyo a aquellos casos en los que el paciente sea conocido previamente.

Esto quiere decir que al menos el primer contacto del paciente con el médico como representante de un sistema de salud de mayor o menor complejidad que se hará cargo de atender sus necesidades, debe ser persona a persona, con una evaluación exhaustiva y a conciencia.

Esto es así de enfático porque se busca hacer llegar el mensaje, al que nosotros como empresa de salud digital adherimos, que la tecnología no viene a reemplazar la atención tradicional de los pacientes, sino que viene a complementar para sumar a la hora de brindar un servicio de mayor calidad, efectividad y seguridad.

Hay muchos intereses en medio que tratarán de usufructuar y acaparar el uso de la tecnología en beneficio propio. Son las reglas de juego y estamos dispuestos a afrontarlas de esa manera.

Sin embargo aquellos que aún conservamos la responsabilidad de sentarnos diariamente delante de una persona enferma par ayudarlo a salir adelante tenemos la obligación ética y profesional de levantar la bandera de la ciencia humanizada, que mira a las personas a los ojos y que busca aportar soluciones no solo para los síntomas del momento.

Es un hecho ineludible que la Medicina debe aggiornarse a los tiempos que corren y que la tecnología a llegado para quedarse, lo cual celebramos y promocionamos.

Pero también es cierto que detrás de cada teléfono móvil, de cada pantalla, de cada tótem hay personas que buscan en definitiva alguien que los ayude. El arte de curar es ni más ni menos que el arte de saber escuchar.

Presente y futuro de la Salud Digital

¿Quién no desea que su trabajo sea más facil, rápido, seguro y eficiente? En ese sentido podríamos adivinar que casi el 100% de las personas que trabajamos en el mundo de la salud estamos de acuerdo y el uso de la tecnología aparece como una solución milagrosa cada vez más al alcance de la mano.

El arte de curar

La tecnología no debe ser un fin sino un medio para poder llegar a la gente y acercarle soluciones que puedan colaborar en la cura de la enfermedad. Cuando se la considera un fin, se pierde de vista el valor fundamental por el que todos los involucrados en la atención de la salud deberíamos bregar: el paciente.

¿Qué es la Telemedicina? ¿Por qué ahora?

En este último tiempo la palabra Telemedicina se ha escuchado más que lo normal, por eso creemos que es importante dejar en claro qué significa y por qué es necesario su uso ahora.

Conformación del Grupo Asesor de Telesalud

MOL fue invitado a formar parte del Grupo Asesor de Telesalud en el Marco del Plan Nacional de Telesalud

I Jornada de Telemedicina de la Costa Atlántica

El 22 de Noviembre de 2018 celebramos en Mar del Plata la I Jornada de Telemedicina de la Costa Atlántica.

¿Qué es MOL-Médicos Online?

Para inagurar nuestro Blog, nada mejor que hacer una breve descripción sobre lo qué es MOL-Médicos Online y los principales usos de nuestra plataforma.